Tratamiento contra el cáncer por medio de inhibidores de puntos de control

A finales del 2018, el Instituto Karolinska de Estocolmo informó que el estadounidense James P. Allison y el japonés Tasuku Honjo ganaron el premio Nobel de Medicina de ese año. Ambos científicos recibieron el premio gracias a sus investigaciones sobre la regulación del sistema inmune como tratamiento contra el cáncer.

El cáncer es la principal causa de muerte en todo el mundo. De acuerdo a la OMS, en 2015 8.8 millones de personas murieron de cáncer, aumentando la incidencia con la edad. Los tipos de cáncer que causan más defunciones son:

  • Pulmonar (1.69 millones)
  • Hepático (788 mil)
  • Colorrectal (774 mil)
  • Gástrico (754 mil)
  • Mamario (571 mil)
Foto: Getty images

Como ya se sabe desde hace muchos años, el cáncer es caracterizado por el desarrollo de células anormales que se dividen sin control y tienen la capacidad de infiltrarse y destruir tejido corporal normal. Así mismo, tiene la capacidad de extenderse por el cuerpo. Esta enfermedad es causada por mutaciones en el ADN celular que provocan cambios en la forma como funcionan nuestras células, especialmente su crecimiento y división.

Ambos investigadores estudiaron a los linfocitos T (células del sistema inmune) y el proceso de eliminación por parte de estas células a otras células dañadas o cancerígenas. Los linfocitos T son las células inmunes más importantes de nuestro cuerpo y se encargan de reconocer elementos o células extrañas mediante receptores especiales y eliminarlos. Este tipo de célula del sistema inmune es una de las más importantes para reconocer y eliminar células cancerígenas. Allison y Honjo estudiaron a receptores inhibitorios de los linfocitos T CTLA-4 y PD-1 que regulan su actividad para que no ataquen a células sanas. Ambos receptores son usados por células cancerígenas para evadir a la respuesta inmune. Este descubrimiento resultó en el desarrollo del anticuerpo monoclonal ipilimumab, aprobado por la FDA desde el 2011, es el primer medicamento desarrollado contra CTLA-4 y ha probado ser efectivo contra distintos tipos de cáncer.

Estos estudios constituyen un punto de referencia en la lucha contra el cáncer mediante la modulación del sistema inmune, lo que ha llevado al desarrollo de distintas inmunoterapias. Un ejemplo claro del desarrollo de nuevas terapias desarrolladas a partir de esta idea son los linfocitos T con receptores quiméricos de antígeno (CAR-T) descritos en un artículo previo de proyecto ciencia.


Referencias:

  1. Organización Mundial de la Salud. Cáncer. 2018
  2. Mayo Clinic. Cáncer. 2018
  3. Karolinska Intitutet. The Nobel Prize in Physiology or Medicine 2018 to James P. Allison and Tasuku Honjo. 2018
  4. The Nobel Prize. The Nobel Prize in Physiology or Medicine 2018. 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s