Cócteles en capas inspiran una nueva forma de anticonceptivo masculino.

Scroll down to content

Se estima que anualmente existen 85 millones de embarazos no deseados en todo el mundo, la mitad de ellos termina en aborto y el 13% en aborto involuntario [1]. Durante décadas, las mujeres han asumido la mayor parte de la carga en la anticoncepción, mediante el uso de pastillas anticonceptivas, implantes o dispositivos intrauterinos (DIU). Sin embargo, el uso prolongado de pastillas anticonceptivas se encuentra relacionado con el aumento de efectos secundarios como tromboemolismo venoso (coágulos de sangre)[2], angiogénesis anormal en el endometrio [3] o cáncer de mama. Por este motivo, inspirados por coloridos cócteles en capas, investigadores de la Universidad de Nanchang en China, han desarrollado un anticonceptivo masculino reversible a mediano plazo [4].

Las formas comunes de anticoncepción masculina son a corto plazo (condones) o a largo plazo (vasectomía). No obstante, los condones presentan altas tasas de fallo (~19%) y las vasectomías, si bien son efectivas, no suelen ser reversibles [5]. De esta manera, Xiaolei Wang y sus colegas querían diseñar una forma de anticoncepción masculina reversible a mediano plazo. Sus estudios se inspiraron en los cócteles en capas, tales como “el Galaxy”, que preparan los bartenders al poner licores y jarabes de diferentes colores y densidades en un vaso. Si la bebida se agita o se calienta, las capas se combinan formando un líquido uniforme. Wang y sus colegas buscaron usar un método similar para inyectar capas de distintos materiales para bloquear el conducto deferente, encargado de transportar los espermatozoides del testículo a la uretra. Usando este método, la aplicación de calor provocaría que las capas se mezclaran, descomponiéndolas y “conectando la tubería” de nuevo [4].

ACS Nano
Foto: Bao W, et al. ACS Nano

El equipo probó su enfoque en ratas macho, a las cuales se inyectaron secuencialmente cuatro capas de distintos materiales en el conducto deferente: un hidrogel de alginato de sodio que se endurece después de ser aplicado y forma una barrera física para el esperma; nanopartículas de oro, que se calientan cuando se irradian con luz infrarroja cercana; ácido etilendiaminotetraacético (EDTA), un compuesto químico que descompone el hidrogel y también inhibe la movilidad del espermatozoide y finalmente, otra capa de nanopartículas de oro. Los materiales inyectados evitaron que las ratas machos embarazaran ratas hembras en periodos de 2-20 semanas, dependiendo de la dosis utilizada de cada componente. Posteriormente, cuando los investigadores irradiaron a las ratas con una lámpara de infrarrojo cercano durante unos minutos, las capas se mezclaron y se disolvieron, lo que permitió que los animales produjeran crías de nuevo [4].

Los investigadores aseguran que este método de capas, puede ser utilizado en ingeniería biomédica para tratar trombos, isquemia-reperfusión y para liberación de medicamentos. No obstante, si bien este experimento piloto es prometedor, se necesita más investigación para verificar la seguridad de los materiales, establecer la duración exacta del método anticonceptivo y asegurar que no hay efectos secundarios debido a la deposición de espermatozoides, antes de su implementación en humanos [4].


Referencias:

  1. Waller D, et al. Reversibility of Vasalgel™ male contraceptive in a rabbit model. Basic and clinical andrology, 2017. 27(1), 8.
  2. Vinogradova Y, et al. Use of combined oral contraceptives and risk of venous thromboembolism: nested case-control studies using the QResearch and CPRD databases. bmj, 2015. 350, h2135.
  3. Kayisli UA, et al. Long-acting progestin-only contraceptives impair endometrial vasculature by inhibiting uterine vascular smooth muscle cell survival. Proceedings of the National Academy of Sciences, 2015. 112(16), 5153-5158.
  4. Bao W, et al. A Cocktail-Inspired Male Birth Control Strategy with Physical/Chemical Dual Contraceptive Effects and Remote Self-Cleared Properties. ACS nano. 2019.
  5. Kanakis GA, y Goulis DD. Male contraception: a clinically-oriented review. Hormones, 2015. 14(4), 598-614

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: