Mujer y científica en México: ¿Es cuestión de elegir tu lucha?

Scroll down to content

En la ciencia y en las profesiones asociadas al cuidado de la salud en México también hay cabida para una discusión sobre la igualdad de oportunidades y la participación activa de la mujer. Este artículo no pretende generar polémica acerca de la equidad de género o apoyar el feminismo mal ejecutado, simplemente se trata de la verdad basada en las cifras actuales y en mi propia experiencia, pero sobre todo ofrecer UNA SOLUCIÓN a nivel personal ante una cultura que requiere tiempo y estrategias conjuntas para cambiar.

Vamos a comenzar con lo que yo llamaré “evidencia formal”, no es más valiosa que la experiencia personal, pero le da formalidad al asunto. Como toda una buena profesional de la salud, la usaré. Existe una tendencia global hacia la feminización de la medicina y las ciencias. A pesar de que cada vez son más las mujeres que participan en el ámbito laboral, esto no quiere decir que tengan igualdad de oportunidades, incluso dentro de este ambiente se cuela una cultura de expectativas sociales distintas para cada género donde se “supone” que hay diferentes responsabilidades y roles para la mujer que para el hombre. ¿Y en qué me baso para afirmar esto?

De acuerdo a un análisis realizado en las instituciones científicas mexicanas de renombre como CONACYT o el Sistema Nacional de investigadores, el número de matrículas correspondientes a estudiantes en las áreas de salud incrementó significativamente en los últimos años, pero la distribución de plazas en los centros de investigación se mantuvo con un 64% de personal masculino y 36% de personal femenino. En los Centros de Investigación públicos, los puestos más altos tienen una proporción hombre – mujer de 3 a 1 y en el SIN, aunque hubo un crecimiento en el número de investigadores, la cifra de mujeres se ha mantenido. Es una alta distinción ser nombrado investigador nacional y al lograrlo puedes ser asignado a distintos niveles. En México, mientras más alto es el nivel del cargo, menor es la proporción de puestos ocupados por una mujer.

A su vez, en un ámbito más clínico, la tasa de abandono escolar desde la carrera es mayor a la de los hombres debido a diversas razones, como lo son embarazos no planeados, la economía familiar o por presión familiar. Una vez inmersas en el campo laboral, tienden más al desempleo por situaciones parecidas, a las que se les suma la maternidad. Aun así, ya hay mayor participación como médicos y estudiantes de carreras biomédicas y en las especialidades médicas cada vez hay más presencia femenina. Algunas áreas médicas son más populares para cada género, pero esa es otra historia.

Ahora que ya tenemos una idea más general sobre la situación actual, viene mi experiencia profesional. Soy nutrióloga con experiencia clínica y en investigación clínica. No soy médico como tal, pero desde la carrera tuve clases y prácticas con médicos, biomédicos y biotecnólogos. Pasé más de 1 año en rotaciones hospitalarias y he dado consulta. Desde esa perspectiva, puedo decir que, como mujeres, no, no la tenemos imposible para triunfar en esta área, pero sí conlleva exponerse y superar muchos tabúes y prejuicios por parte no sólo de la comunidad de salud más experimentada, si no de los mismos pacientes. Aún existe el “confío más en el médico porque es hombre” o “te ves muy jovencita para saber”, hay faltas de respeto y de credibilidad a pesar de los títulos que tengas y es aquí donde tienes dos opciones. Empoderarte y actuar con inteligencia o dejarte llevar.

photo of a woman thinking

Basado en lo anterior, claramente estamos en necesidad de procesos más justos y de un sistema donde la mujer se sienta segura y libre haciendo su trabajo. Se necesita una perspectiva de género en materia de ciencia y tecnología del país para asegurar que se reconozca el trabajo de la mujer ( cuando así lo merezca, claro está) y se otorguen más fondos para la investigación y la medicina que beneficien a todos. También se necesita mayor inversión para la educación científica, más oportunidades educativas y más grupos de jóvenes que estén dispuestos a enseñar a otros jóvenes.

Mientras todo ese cambio se va dando a nivel nacional, es obligado hacer algo desde nuestra trinchera. No me refiero a poner a hombres y mujeres unos contra otros, a marchar o a quitar de un puesto justamente ganado a los demás.

En las metas del 2030 para el desarrollo sostenible de la OMS, viene incluido el empoderamiento de la mujer. Esto es lo que debemos empezar a aplicar desde niños, promoviendo la vocación científica, dándoles a la mujer un rol de cambio, de curiosidad y de motivación en vez de un rol de acompañamiento.  Dando menos discursos de belleza y más promoción al amor propio. Pero sobre todo, sembrando esas ganas de saber qué pasa a su alrededor y de preguntarse qué pueden hacer para cambiarlo. Porque eso es la verdadera ciencia.

Como profesionales debemos centrarnos en tener una buena preparación, en actualizarnos y en saber colaborar en equipos multidisciplinarios. No se trata de dividir, si no de tomar una actitud de competencia sobre la actitud de pelea.

En conclusión, el papel de la mujer en la ciencia mexicana no es cuestión de aplicar un feminismo radical o de pobre juicio, es una cadena de cambio que comienza con todos nosotros, hombres o mujeres sin distinción. No podemos revertir la cultura en la que los mexicanos se han desarrollado profesionalmente pero sí se puede crear una diferencia aprovechando a las nuevas generaciones y su manera distinta de ver la vida.


Referencias:

  1. WHO. (2018). Sustainable Development Goals 2030. Marzo 7, 2019, de WHO Sitio web: https://www.who.int/sdg/en/
  2. Corona T, et al. (2014). La Mujer y la salud en Mexico. AMN, 1era edición, 1-354.
  3. Armendáriz M y Ruiz L. (2013). Equidad de Género en la Ciencia en México. Ciencia, 1-10.
  4. INEGI. (2018). Mujeres y Hombres en México. Publicación INEGI e INMUJERES, 90-105.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: