El Aye aye: El demonio de Madagascar

Sección: El rincón más obscuro de la naturaleza

Artículos sobre criaturas extrañas y su historia natural

Hoy hablaremos de unos de los seres con más mala fama en el reino animal. El Aye aye (Daubentonia madagascariensis) es un mamífero que habita en los bosques de Madagascar. ¿Puedes adivinar de que se trata? Efectivamente, es un tipo de lémur, pero por su aspecto extraño y curioso, se encuentra muy lejos de semejar al carismático Zoboomafoo y es más bien, parecido a un pequeño gremlin. Es más, al ser descubierto por primera vez se pensaba que era un tipo de roedor parecido a una ardilla.

Su peculiar modo de vida y dieta lo hace uno de los primates más extravagantes y raros de nuestro planeta. Este animalillo es un ejemplo extraordinario de adaptación entre todos los mamíferos. Pertenece al grupo de los lémures (Strepsirrhini) que evolucionó hace unos 66-56 millones de años durante el Paleoceno como resultado de la separación de Madagascar y África continental. La falta de depredadores y disponibilidad de nichos ecológicos promovió la radiación de especies dentro de este grupo y hoy en día existen alrededor de 100 especies divididas entre ocho diferentes familias (1).

El Aye aye es la única especie de la familia Daubentoniidae, convirtiéndola en argumetablemente la familia de primates más vulnerable. El Aye aye se caracteriza por su color marrón obscuro o negro, mide 40 cm de longitud y su cola es del mismo tamaño. Su cabeza es pequeña, tiene orejas enormes como platos y está cubierto de un pelaje negro y rígido como zacate. Tiene unos dientes muy grandes los cuales presentan un crecimiento constante. Su característica más relevante y horripilante son sus dedos, especialmente el tercer dígito. Este dedo de bruja es largo y fino en diámetro, dándole la forma de una larga varilla de fierro para taladrar la madera y sacar larvas de insectos. Sus grandes orejas le sirven para escuchar si la madera esta hueca y así buscar mejor a sus presas. De esta manera examinan cuidadosamente cada centímetro de las ramas y al encontrar espacios huecos utilizan sus fuertes mandíbulas para remover la corteza y posteriormente usan su dedillo especial para sacar el alimento (1,2).

Aye-Aye
Dibujo: J Wolf (Owen, 1866)

Estos peculiares lémures se reproducen cada dos o tres años. Las madres solo tienen una cría por vez y estas permanecen mucho tiempo con su madre ya que tienen mucho que aprender sobre los complejos comportamientos de esta especie (i.e. la forma de alimentarse y usar el tercer dedo) . Las madres enseñan a las crías y esto toma mucho tiempo (1).

Como bien mencione anteriormente el Aye aye es uno de los lémures más extraños e inusuales por su extravagante y curioso aspecto. Personalmente yo no lo llamaría feo, pero tampoco es un animal tierno y no podemos esperar un lindo conejito. Lamentablemente, su aspecto le ha llevado a tener mala fama entre la gente local de Madagascar y a ser un símbolo de mal augurio, además de ser la inspiración para leyendas de brujas y otros cuentos de la noche (3).

Su pelaje negro y aspecto siniestro en la obscuridad de la noche hace que le gente local tenga mucho miedo. Se cree que el nombre Aye aye viene del grito de exclamación: ¡Ay ay! Que alguien emitiría al encontrarse con este primate en una noche de luna llena. Esta especie se encuentra en peligro de extinción y es uno de los primate más raros del mundo. En Madagascar, su tierra nativa, son matados cruelmente como resultado de supersticiones locales. Como protección, la gente de Madagascar mata a este animal cada vez que se aproximan a una aldea o que sale del bosque. Durante las estaciones secas, los Aye ayes se acercan a las aldeas ya que en su dieta se encuentra la caña de azúcar, los mangos, cocos aguacates y huevos. Con el fin de evitar tener encuentros indeseables, la gente en las aldeas duerme temprano y entran a sus casas temprano para no salir sino hasta el día siguiente (3).

Afortunadamente, hoy en día se encuentran protegido bajo ley, pero sigue siendo importante implementar y promover campañas de conservación para evitar la pérdida total de esta especie (1). Enseñar que este animal es tan raro que es algo especial y único en el mundo.  Y que contrario a las creencias actuales es más bien un simbol de orgullo.


Referencias:

  1. Petter, J-J 1977, ‘The aye-aye’, Primate conservation, pp. 37-57.
  2. Ancrenaz, M, Lackman-Ancrenaz, I & Mundy, N 1994, ‘Field observations of aye-ayes (Daubentonia madagascariensis) in Madagascar’, Folia Primatologica, vol. 62, no. 1-3, pp. 22-36.
  3. Simons, EL & Meyers, DM 2001, ‘Folklore and beliefs about the aye aye (Daubentonia madagascariensis)’, Lemur News, vol. 6, pp. 11-6.

2 comentarios en “El Aye aye: El demonio de Madagascar

    1. Que padre artículo!,,te digo q hagas cuentos para niños y así le das a conocer al mundo las peculiaridades de los aye aye y otros compañeritos!, en el rancho del Charro hay un insecto horripilante que le llaman el tindarapo (araña látigo) si lo ves lloras porque es una mazcla entre alacrán y araña, pero más bien tendríamos que agradecer su presencia porque les encanta comer escorpiones y en lugares así todos quisieran tener su tindarapo particular!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s