Relación entre microbiota y Sistema Inmune

Seguramente todos hemos escuchado el término microbiota o flora intestinal. Lo vemos ahora en muchos publicidad y productos del supermercado, sobre todo en lácteos, pero ¿sabemos realmente qué significa?

Nuestro cuerpo alberga miles de millones de microorganismos que se encuentran en diferentes lugares como la piel, boca, nariz, tracto genitourinario y sobre todo en el tracto gastrointestinal. Éste último tiene una superficie de 400 metros cuadrados y más de 300 trillones de bacterias. ¿Te imaginas estos números? Es realmente algo impresionante.

Las bacterias que habitan en el intestino juegan un papel muy importante en la digestión, absorción de nutrientes, creación de sustratos y fuentes de energía. Así mismo, en los últimos años se ha descubierto que estas bacterias son las encargadas del desarrollo y regulación del sistema inmune intestinal. A esto lo conocemos como microbiota intestinal.

OJO: La palabra flora intestinal se ha empleado mal en los últimos años y la forma correcta de referirnos es microbiota.

En muchos estudios se ha demostrado que una disbiosis intestinal, que es la pérdida de microorganismos buenos, puede ocasionar enfermedades autoinmunes, diabetes, alergias e incluso obesidad. Un ejemplo de causa de disbiosis es el uso excesivo de antibióticos.

microbiota

Las estructuras del sistema inmune más importantes en el intestino son los GALT´s (tejido linfoide asociado al intestino), placas de Peyer, MLNs (nódulos linfáticos mesentéricos) y los ILFs (folículos linfoides aislados). Todos éstos cumplen una función similar la cual, de manera muy general, es la de reconocer antígenos y llevarlos al tejido linfático para que el organismo comience una respuesta inmune ante cualquier amenaza.

Por un lado, los GALT´s junto con el epitelio intestinal son los encargados de la generación de mucosa, la cual cumple una función de barrera muy importante en el intestino para evitar la invasión de patógenos. Por otro lado, las placas de Peyer son las encargadas de la producción de anticuerpos del tipo inmunoglobulina A (IgA), una proteína del sistema inmunitario que se encarga de combatir las infecciones del cuerpo. El correcto funcionamiento de estos procesos dependen en gran parte de la interacción de la microbiota con el sistema inmune. En diferentes experimentos  se ha demostrado que animales libres de microorganismos tienen un sistema inmune deficiente, caracterizado por un menor número de placas de Peyer e IgAs.

Desde el momento del nacimiento el sistema inmune evoluciona rápidamente, ya que en las primeras horas de nacimiento nos exponemos a un ambiente totalmente nuevo y lleno de microorganismos y es aquí donde empieza el proceso de colonización de todo nuestro cuerpo, empezando con la colonización de la piel al pasar por el canal de parto.

Muchísimos factores influyen en este proceso de colonización, por ejemplo: tipo de parto, edad gestacional, alimentación con lactancia materna o fórmula, etc. De esto dependerá la calidad y cantidad de microorganismos que forman parte de nuestra microbiota. Después de estos primeros años, la alimentación del individuo será pieza fundamental para que los microorganismos tengan los sustratos necesarios para sobrevivir y reproducirse. ¿Sabías qué una mala calidad de la dieta (pobre en fibra, productos fermentados, alta en azúcares y grasas) hará que tus microorganismos buenos mueran y solo tengas microorganismos “malos”? Los microorganismos “malos”, entre otras cosas, harán que tengas inflamación intestinal y estarán relacionados de manera importante con todas las enfermedades intestinales que terminan con “itis”: gastritis, colitis, etc.

microbiota 2

En conclusión la microbiota tiene muchísimas funciones y una de las más importantes es su función en la creación de sustancias del sistema inmune que nos ayudarán a defendernos de muchísimos tipos de enfermedades intestinales e infecciosas. 

Personas con disbiosis intestinal son mas propensos a desarrollar a diferentes enfermedades, especialmente relacionadas al sistema inmune. Entender la relación entre el individuo y microbiota es vital para tener claro que de tu buena o mala alimentación puede resultar en que tengas un sistema inmune deficiente, enfermándote frecuentemente, o un sistema inmune eficiente, capaz de defenderte de patógenos peligrosos, manteniéndote sano y fuerte. 


Referencias:

  1. Wang, G. Huang, S., Cai, S. Bridging intestinal immunity and gut microbiota by metabolites. Cellular and Molecular Life Sciences, 2019. 76, 3917:3937. 
  2. Wong Min Y, Poong-Lyul R. The Role of Microbiota on the Gut Immunology. Clinical Therapeutics, 2015. 37, 969:971. 
  3. Alarcon P, Gonzalez M. The role of gut microbiota in the regulation of the immune response. Scielo, 2016. 144, 7.

Un comentario en “Relación entre microbiota y Sistema Inmune

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s